Biblioseo transformando la mentalidad de pobreza

La experiencia desde los ojos de un facilitador gráfico


Dos de la tarde marcaba el reloj mientras organizábamos de forma minuciosa cada elemento, cada pedazo de papel, retazo de cinta y marcador que usaríamos. Éramos tres facilitadores gráficos los que traduciríamos todas las palabras dichas en el auditorio en forma de ilustración y diseño infográfico sobre un papel de dos metros de largo.


Sobre las tres de la tarde comenzaba a llenarse el auditorio, nuestra ansiedad por iniciar crecían en proporción, los ponentes repasaban sus temas y respiraban profundamente para evadir el miedo, eran jóvenes entre 12 y 15 años vestidos elegantemente, con ideas increíbles por exponer. Se ubicaron tras el telón, Ivan Triana el director de Biblioseo dio inicio al evento con una hermosa charla de reflexión y motivación, en ese momento inicia  nuestro trabajo. 


La ansiedad desaparece de forma inmediata, sólo teníamos un objetivo en mente, desarrollar con plenitud el graphic recording, crear una ilustración lo suficientemente explícita que por sí sola comunicara las ideas centrales del evento. La concentración y saber escuchar fueron piezas claves, fue fácil hacerlo, escuchar cada historia de estos niños y jóvenes era increíble, demasiado entretenido, me sorprendía ver su seguridad al hablar frente a un público tan grande, ver la destreza en sus movimientos, se veían muy naturales y sobre todas las cosas me sobrecogió sus ideas, su espíritu de reflexión y emprendimiento.


Mi labor era escuchar absolutamente todo lo que se hablaba en sus exposiciones y de forma inmediata hacer un resumen con las ideas principales para luego escribirlas en Post its. Seguido de esto, los conceptos eran plasmados en el papel de forma ilustrada y con textos complementarios, la velocidad, concentración y exactitud de trazo eran fundamentales para nosotros, teníamos que ir al tiempo con cada expositor, siempre he pensado que no es una tarea fácil y ese día como en otros tantos lo confirmé.




El despliegue de cada ponente continuaba de manera simultánea, uno tras otro, sólo habían recesos cortos de música para dar cierre al que terminaba y entrada al siguiente, era justo en ese momento donde sacamos el mayor provecho para terminar lo inacabado y avanzar en el graphic. 


La muestra casi llegaba a su final, nos veíamos muy atrasados, faltaba mucho por escribir, mucho por dibujar y mucho por colorear, la desesperación se hacía presente y se incrementaba cada que pasaban los minutos, sin embargo, el trabajo en equipo y las palabras halagadoras del público nos impulsaban a seguir adelante. Acabamos unos minutos después de finalizadas las ponencias y el graphic recording fue un éxito total, todas las personas querían ver lo que habíamos hecho, nos felicitaban y tomaban fotos ¡fue un día extraordinario!



Aquel sábado nos sentimos como esponjas que absorben experiencias, nos dejamos conmover por todas las historias, aprendimos ideas novedosas, aprendimos que a muchas personas se les dificulta lograr sus metas por falta de recursos, pero a su vez aprendimos que las únicas barreras que nos impiden lograr un objetivo son simplemente mentales, que la creatividad, pasión y disciplina nos harán llegar hasta donde queramos. 


Nuestro más sincero agradecimientos a Iván y a todos el equipos de la fundación Biblioseo que nos permitieron compartir con ellos un momento mágico de transformación y cambio, un momento que nos invitó a pensar que “si lo sueñas, se logra”.


"Somos una firma global de diseño centrada en inspirar a otros para que actúen y cambien su mundo"

Contáctenos