¿Cómo construir una cultura de trabajo hibrido?

A la hora de implementar una estrategia efectiva de trabajo híbrido, Josh Bersin indica que debemos tener en cuenta seis principios fundamentales.


Los últimos dos años han desafiado las ideas que teníamos sobre muchos aspectos, entre ellos el lugar y significado del trabajo. Gartner encontró en un estudio global realizado en 2021 que 7 de 10 trabajadores solo tienen en cuenta una nueva posición que les permita trabajar desde una ubicación de su elección.

De hecho, Satya Nadella, CEO de Microsoft, considera que el trabajo híbrido es la transformación más revolucionaria de nuestra generación. Este cambio en la forma de trabajo es tan disruptivo como cuando en la era de la industrialización las personas salieron de los talleres en sus casas y se volcaron a trabajar en las fábricas. A medida que avanzó el foco de trabajo manual hacia el de conocimiento, las fábricas se convirtieron en las oficinas que hoy conocemos. Parece ser que estamos viviendo un momento bisagra en que las personas salen nuevamente de las oficinas para trabajar desde cualquier lugar.

 

Los líderes de algunas organizaciones que no pueden esperar la hora de regresar las cosas como eran antes de pandemia y volver 100% a la presencialidad; quizá deberían estar más ansiosos por adoptar nuevas formas de trabajar para que sus equipos puedan ser más productivos y felices, aprovechando los aprendizajes de los últimos tiempos.

 

Otros líderes están enfocados en los aspectos logísticos del trabajo híbrido: ¿cuántos días debemos trabajar en casa y cuántos en la sede?, ¿de qué manera garantizamos el distanciamiento necesario?, ¿quiénes deben venir a la sede y cuándo deben hacerlo?. Pero la conversación debe ser más profunda, debe incluir preguntas más poderosas, el por qué y el para qué deben abordarse, se trata de imprimir en la cultura un mindset transformador.

Esto nos lleva a pensar que las organizaciones sin una política o un entorno de trabajo híbrido no podrán satisfacer los deseos de un buen número de sus trabajadores que favorecen lugares y horarios de trabajo flexibles y terminarán perdiendo talento.

A la hora de implementar una estrategia efectiva de trabajo hibrido, Josh Bersin indica que debemos tener en cuenta seis principios fundamentales:

  1. Define tu estrategia de trabajo híbrido: Describe cómo el trabajo híbrido encaja en tu misión, visión, y cultura, y definir una estrategia / filosofía.

• ¿Qué necesitan nuestros clientes?

• ¿Cuál es nuestro modelo de liderazgo?

• ¿Cómo retenemos la cultura en híbrido?


  1. Crea un sistema de medición: Define los criterios de éxito y los resultados para la empresa, la persona y las medidas de innovación para que puedas mantener el rumbo.

• ¿Para qué estamos optimizando?

• ¿Cómo sabemos si "llegamos allí"? ¿Cómo escucharemos a los empleados?

• ¿Qué medidas y métricas necesitamos?


  1. Opera en equipos multifuncionales: Facilita el diseño con la colaboración cruzada entre RR.HH., TI y más.

• ¿Cómo involucramos a los líderes senior en el proceso?

• ¿Quiénes son los expertos a consultar?

• ¿Cómo involucramos a TI, RR.HH., instalaciones, seguridad, legal y gerencia juntos?


  1. Co-diseña con empleados: Involucra a los empleados en el diseño y la implementación, escucha y aprende de ellos. Son el cliente del trabajo híbrido.

• ¿Cómo obtenemos información sobre las necesidades de los empleados?

• ¿Cómo podemos escucharlos e involucrarlos?

• ¿Quiénes son las personas y cuáles son sus

viajes”?


  1. Considera toda la Experiencia de los Colaboradores (EX): El trabajo híbrido se trata del trabajo en sí mismo, trabajo en equipo, diseño de lugar de trabajo productivo, DEI, procesos de personas, aprendizaje, liderazgo y cultura

• ¿Cómo queremos que sea la nueva realidad?

• ¿Qué procesos de trabajo, programas, políticas y herramientas necesitamos?

• ¿Cómo creamos el EX para la productividad, el desempeño, el compromiso y el bienestar?


  1. Iterar y mejorar continuamente: Experimenta, repite, aprende qué funciona y qué necesitas mejorar, luego mide y expande.

• ¿Dónde podemos probar a menor escala?

• ¿Cómo obtendremos información?

• ¿Dónde podemos expandirnos?

• ¿Cómo lo implementamos?

• ¿Cómo nos comunicamos?


Desarrollar una cultura de trabajo hibrido, implica mucho más que decidir cuántos días tenemos presencialidad o no, es cambiar las formas de pensar y concebir el trabajo ajustando los recursos y formas de operar para hacerlo posible. La política laboral híbrida hará parte fundamental de la marca empleadora de las organizaciones y de los requisitos de experiencia que buscarán los talentos.

 

Se ha encontrado que la hibridación promete a las organizaciones los beneficios del trabajo a distancia (mayor flexibilidad, reducción de la huella de carbono, optimización de costes de mano de obra y mayor satisfacción de los empleados), junto con las fortalezas críticas del trabajo tradicional compartido (coordinación más fluida, redes informales, cultura más fuerte socialización, mayor creatividad y colaboración cara a cara).

Gartner había pronosticado que en este año el 25% de la fuerza laboral mundial elegirá su hogar como su lugar de trabajo principal y que el 45% trabajará desde casa dos o tres días a la semana, para EE. UU., Europa y Asia / Pacífico. Aunque estas cifras parecen muy ambiciosas y sin duda se moverán de manera distinta en cada país, región y sector; si podemos esperar una transformación importante en la forma tradicional del trabajo.

 

Consultar también:

https://openmind-global.com/disenando-el-trabajo-hibrido-el-desafio-entre-colaborar-y-enfocarse-para-ser-productivos


"SURFEAMOS LA OLA DEL CAMBIO JUNTOS"

Contáctenos